Pasos del proceso creativo de los seres humanos

En el proceso de creación y diseño de una idea, un concepto, un artículo, un libro, un sketch, una película, etc, etc. siempre sigue un orden más o menos lógico. Muchos son los autores que han tratado de resumirlos en una serie de pasos, pero estos son tan cambiantes como personas y procesos tengamos entre manos.

El esquema más aceptado es el siguiente, cuyas fases no tienen porqué seguirse en el mismo orden ni ser tan lineales como las marcamos.

Fases más aceptadas en el proceso de diseño

  1. Percibe. Momento en el que detectas una necesidad, te planteas una duda, una carencia. Por ejemplo: necesito más visitas a mi tienda online.
  2. Define. Perfilas el objetivo y lo concretizas. Por ejemplo: las visitas que tengo a mi ecommerce no son de calidad y no convierten.
  3. Prepara. En este paso nos documentamos y buscamos soluciones. Es la fase en la que estudiamos como poder dar solución al “problema” que tenemos entre mano.
  4. Idea. Generas la primera propuesta camino de una solución. Es una fase teórica y creativa, sin concretar aún nada. Una técnica muy usada en esta fase es el brainstorming.
  5. Incuba. Ya has dado con una posible solución pero es el momento de dejarla reposar y madurar. La primera, la segunda e incluso la tercera solución que tenemos, nunca suele ser la buena…
  6. Ilumínate. Tras reposar la idea llega el momento en que damos con la solución. ¡¡Bingo!! Ya tenemos algo con lo que trabajar.
  7. Esboza. Realizas el primer borrador de la idea final. El prototipo.
  8. Evalúa. Es el momento de buscar fallos, de hacer pruebas, de enseñar los bocetos a tu círculo de confianza.
  9. Pivota. Si ves algún fallo vuelves atrás y lo corregimos. Realizas el boceto de nuevo, evalúas y vuelves a pivotar, hasta que tengamos un producto pulido y acabado.
  10. Ejecuta. Ya tienes la meta clara, es el momento de ejecutar el trabajo.

Este esquema es el más aceptado, pero ni mucho menos el único. El esquema DEMOFI (desarrollado por David Hernandes y Jacobo Feijóo) es una solución más sencilla y práctica, ganadora de un premio IEEE en 2018.

  • DE (Descubrir). Tenemos que saber a qué público nos dirigimos (target), creando perfiles generales de estos.
  • MO (Motivar). Es la hora de trabajar en estos tres pilares: elementos, pilar narrativo y pilar matemático. Aún tenemos un producto muy elemento por lo que tendremos que pivotar hacia atrás las veces que haga falta para ir puliendo el resultado.
  • FI (Fidelizar). Tenemos un producto asentado, al que poco apoco podemos ir añadiendo funcionalidades (por ese motivo hablamos de PMEG: producto mínimo escalable gamificado).

Por último, veremos el último modo de hacer creatividad y el más recomendado según nuestra humilde opinión. Un método creado por Wesner (diseñador de Disney), cuyas fases eran las siguientes:

  • Brainstorming. Miles de ideas para buscar una meta.
  • Mapa de ideas. Ordenamos las ideas que hemos obtenido según la calidad, viabilidad, coste, etc.
  • Establecimiento de roles, de cada participante en el equipo.
  • Storyboard. Definimos cómo fluirá el despliegue del producto desde el inicio hasta su culmen.
  • Ejecución del resultado.

Leave a comment